CÓMPLICES DE TU INTERIOR

¡Recupera tu figura después del parto!

Recupera tu figura después del parto

Es claro que como mujeres, mientras mejor nos sintamos anímica y físicamente, mejor podremos desempeñar nuestro rol de madres. Y es justo ahí donde la ropa interior se convierte en una pieza clave


Sin duda enfrentarnos a un embarazo y pensar en el futuro puede ser un poco abrumador pues estar frente a una realidad desconocida promete un desafío que requiere gran responsabilidad, y es claro que como mujeres, mientras mejor nos sintamos anímica y físicamente, mejor podremos desempeñar nuestro rol de madres. Y es justo ahí donde la ropa interior se convierte en una pieza clave, ya que ésta será la encargada de brindarte la comodidad y funcionalidad que necesitas en los días posteriores a la llegada del bebé.

Muchas han sido las mujeres en embarazo que he conocido como Personal Shopper de Leonisa y aún me sorprende que sus preguntas sobre la ropa interior siempre sean las mismas: que qué talla de brasier debo elegir, que si es bueno o no el uso de fajas postparto, que cuál talla es la más recomendada o por cuánto tiempo deben usarse… en fin, hay tantas preguntas que nos plantea este nuevo desafío que he decidido escribir este artículo para dar respuesta a éstas y muchas otras dudas sobre la ropa interior postparto.

Para comenzar es importante saber que las prendas maternas están diseñadas pensando en su funcionalidad, bien sea porque faciliten la interacción con los hijos, como es el caso de los brasieres de lactancia, o porque ayuden en el proceso de recuperación del cuerpo, como sucede con las fajas postparto. Así que como ves, en este mundo cada prenda tiene una solución que ofrecer, y aquí te explicaré el por qué.

Las prendas maternas están diseñadas pensando en su funcionalidad, bien sea porque facilitan la interacción con el bebé o porque ayudan al proceso de recuperación de cuerpo después de dar a luz.

Un bra que te facilita la vida

Si de brasieres se trata, los ideales para este momento de la vida son completamente diferentes a los que usamos habitualmente. A diferencia de éstos, que en muchos casos ayudan a levantar el busto e incluso ayudan a que se vea más grande y redondeado, el diseño y la funcionalidad de los brasieres maternos están orientados a la lactancia, haciendo que el momento de alimentar al bebé sea mucho más práctico y cómodo para la madre.

El diseño y la funcionalidad de los brasieres maternos están orientados a la lactancia, haciendo que el momento de alimentar al bebé sea mucho más práctico y cómodo para la madre.


Su característica principal es que cuentan con un diseño que permite desprender las copas dejando los pezones al descubierto, permitiendo que para el momento de la lactancia no sea necesario descubrirse todo el pecho o quitarse el brasier, sino que permita descubrir solo el lado por el que se va a amamantar. Además es común que incluyan también un señalizador, que es una pieza muy pequeña a un costado de las copas o las cargaderas que puede moverse de izquierda a derecha permitiendo recordar cuál fue el último seno que se usó, y así irlos alternando sin peligro de repetir (creeme que eso se puede olvidar… ¿o qué decir de las madrugadas en las que es necesario alimentar al bebé, pero estás tan dormida que en la mañana seguro no recordarás cuál lado se usó?).

Ahora, no quiere decir que por estar lactando éstos sean los únicos bras que puedes usar; de hecho, muchas mujeres buscan prendas que no necesariamente tengan estas características pero que puedan usar fácilmente en el momento de la lactancia. Así que si éste es tu caso o simplemente buscas opciones diferentes, aquí van algunas de mis recomendaciones:

  • Procura que las copas no sean en espuma sino en tela, permitiendo descubrir el pezón de forma más fácil. Opta por unos que estén elaborado en telas elásticas se adapten al volumen del busto. Mi consejo: usa los pad de algodón en los pezones para evitar manchas.
  • Otras opciones son los brasieres con broche delantero que permiten abrir fácilmente el frente del brasier. La mayoría de ellos tienen cargaderas anchas para darle más soporte al busto, y un refuerzo en forma de X en la espalda que te ayudará no solo a facilitar una mejor postura sino que alivianará la sensación del busto pesado, propio de esta etapa.

En general, ten en cuenta los siguientes aspectos para elegir el brasier postparto:

En conclusión
Talla correcta El tamaño del busto cambia y es normal que en los primeros días no solo sea demasiado sensible sino que se sienta duro y pesado, por lo que mi recomendación es usar una talla más grande de la que usamos habitualmente para evitar que quede muy ajustado y se sienta incómodo.
Mi recomendación es que unos días antes de la fecha del nacimiento del bebé, valides la talla a usar bien sea probándose alguna de estas opciones o tomándose las medidas desde casa y verificarlas con nuestra calculadora de medidas o con la app Leonisa Calcula tu talla.
Arcos Muchos recomiendan usar brasieres sin arcos porque, de quedar muy ajustados, éstos podrían hacer presión sobre los conductos lácteos; sin embargo y como sabemos que para muchas mujeres los arcos son fundamentales para darle soporte a su busto (sobre todo en este momento que se siente tan pesado), lo más importante para evitar molestias es usar la talla correcta, porque de hacerlo, éstos ni siquiera se deben sentir.
Material La piel necesita respirar, por eso lo ideal es usar materiales muy frescos como el algodón, que además es muy absorbente e hipo alergénico, o microfibras que permitan la transpiración.


Un panty muy cómodo

Sobre los panties no se habla tanto quizás porque son prendas tan personales que es difícil opinar, sin embargo muchas son las preguntas que me hacen sobre este tema.

Lo primero que debes saber es que lo más importante es que sean tan cómodos que ni siquiera recuerdes que los tienes puestos, pues lo último que queremos en este momento, en el cual se pasa mucho tiempo sentada, es un panty incómodo. Por eso:

  • Ten en cuenta que los primeros días es importante usar un panty que ayude a contener la zona abdominal, por lo que lo más recomendable es que sean altos en la cintura.
  • Opta por materiales cómodos como el algodón que evitarán cualquier tipo de alergia; además procura que éstos tengan muy buena elongación para que estiren lo necesario y así no vayan a “enterrarse” en el abdomen.
  • Sobre la talla, ten en cuenta que los primeros días aún el cuerpo está hinchado y por eso es que quizás lo ideal sea usar una talla más grande.

Una faja postparto... ¿Para qué?

Sin duda una de las prendas sobre las que más mitos e inquietudes encontramos es sobre las fajas postparto… que si son buenas, que si incomodan, que si harán que pierda esos kilitos de más… en fin, son muchas las dudas, por eso a continuación trataré de explicarme de la forma más sencilla posible para resolver a todas esas preguntas.

1. ¿Para qué sirve una faja posparto?

Pues bien, su objetivo principal es contener el abdomen pues como saben todas las que han pasado por un embarazo, los días posteriores al nacimiento del bebé el abdomen se siente “flojo”, por lo que este tipo de prenda ayudará a que gracias a su compresión, se “reorganicen los órganos” y la piel se adhiera al músculo más rápidamente.



2. ¿Qué diferencia a una faja postparto de una faja común?

Para el caso de las fajas postparto de Leonisa, su principal característica es que cuenta con un sistema de velcro que permite graduar el nivel de ajuste garantizando que cada mujer pueda usarla tan suelta o tan ajustada como su cuerpo lo tolere. Nuestra recomendación es que los primeros días se ajuste solo lo necesario para evitar molestias o dolores, y a medida que pasa el tiempo, se vaya apretando un poco más.

3. ¿Cuándo usarla?

Para este tema lo mejor es preguntarle al ginecobstetra cuál es su recomendación; sin embargo, lo que muchos recomiendan es que se comience a usar lo más pronto posible, ojalá al día siguiente de dar a luz. En el caso de las cesáreas, además contener los músculos ante movimientos como levantarse o sentarse, la compresión ayudará también a evitar la formación de ceromas, que es la acumulación de líquidos que puede generarse después de este procedimiento.
Debemos tener en cuenta que estas fajas pueden usarse las 24 horas, y que se recomienda usarla por lo menos durante 3 meses.



4. ¿Usar otras fajas diferentes… cuáles y cuándo?

Si bien lo ideal es que éstas sean graduables, lo cierto es que el mercado no tiene tantas opciones de este tipo; sin embargo, hay otro tipo de fajas que también podrías usar y a continuación te contaré cuáles son algunas de ellas.

  • Luego de un parto vaginal pueden usarse cinturillas de control suave, que cuenten con diferentes niveles de ajuste. *Evita los bodies, podrían no sentirse muy cómodos en la parte inferior.
  • Si el procedimiento fue una cesárea se debe procurar no usar prendas con cierres o costuras que rocen la incisión, para evitar entorpecer el proceso de cicatrización.
  • Alternar las la faja postparto con otras prendas también es posible, eso si, la idea es que éstas compriman suavemente el cuerpo, por lo que los shapers en Skinfuse son perfectos, logrando el ajuste ideal para que el cuerpo se sienta comprimido y a la vez muy cómodo.
  • Si de recuperar la figura se trata, ten presente que solo después de 3 meses pasado el parto se recomienda usar otro tipo de fajas que ayuden a reducir medidas, y que para lograrlo, se deben complementar con rutinas de ejercicio y una alimentación balanceada.

5. Otros beneficios de usar una faja postparto

  • Es normal que el cuerpo cambie (y mucho), y es por eso que la figura tomará tiempo en ser la misma de antes… sin embargo usar una faja postparto te (bold) ayudará a que el proceso de recuperación sea más rápido y cómodo.
  • Te dará más seguridad y comodidad en el momento de caminar, levantarte y sentarte, sobre todo durante los primeros días.
  • Ayudará a mantener una postura más recta, protegiendo la espalda y evitando dolores en la zona lumbar (lo que aliviará mucho la sensación de cansancio, sobre todo después de haber cargado 9 meses con el peso del bebé).
  • Y por último, pero no menos importante, ayudará a que la hinchazón baje y el cuerpo se vea más estilizado disimulando el volumen de más que queda luego del embarazo.


Recuerda que este no es solo un tema estético o de apariencias; sentirnos mejor con nuestro cuerpo ayudará a mejorar nuestra autoestima en un momento en el que las hormonas están a flor de piel y en el que la relación con nuestro cuerpo cambia completamente.

Como ves, una nueva vida comienza en todos los sentidos y la ropa interior puede ser convertirse en la aliada perfecta para darnos la funcionalidad, seguridad y comodidad que necesitamos para vivir quizás uno de los momentos más hermosos de nuestra vida.

Espero que esta información sea todo lo que necesites para esta nueva aventura,

Un abrazo,

Susi

Compartir

Otros temas que te pueden interesar

Ropa interior durante el embarazo

Ropa interior durante el embarazo

Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir tu ropa interior...

Ver artículo

¿Cuál es mi talla?

¿Cómo elegir tu bra ideal?

El primer paso para elegir tu bra ideal es conociendo todo acerca de él.

Ver artículo

un bra para cada ocasión

Un bra para cada ocasión

Enamórate de esos bras que te acompañan en tus mejores momentos.

Ver artículo

Inscríbete y recibe 10%OFF (excluye productos en oferta). Entérate de lanzamientos, tendencias y ofertas especiales.

Al registrarte aceptas el tratamiento de tus datos. Conoce, actualiza, rectifica o retira escribiendo a protecciondatos@leonisa.com.
Ver Política de Privacidad

Pago Seguro Leonisa
Pago 100%
Seguro
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
  • Pago Seguro Leonisa
Pago Seguro Leonisa
ACCESIBILIDAD